You are here:-, Tutoriales-Software de gestión cloud: la filosofía Clinni

Software de gestión cloud: la filosofía Clinni

Vuelvo después de unos días sin escribir porque quería dejar que el último artículo estuviese en portada un poquito más de tiempo. Es que era importante ayudar a los/as amigos/as usuarios de fisioWin con la migración. Aunque sabes que Clinni no es sólo para fisioterapeutas, ¿verdad? Es un software de gestión cloud para los profesionales sanitarios en general que necesitan manejar una agenda, una lista de pacientes, sus historias clínicas y facturar de manera sencilla y directa. Te hablaré de esto en un artículo más adelante.

Hoy vengo a hablarte de qué hay detrás de la manera en que Clinni gestiona los procesos. Quiero que sepas cómo surgió todo y cuál es la mentalidad con la que afrontamos las decisiones.

Como sabes, llevamos muchos años de experiencia en gestión de clínicas. En su día hicimos un software de gestión que tiene de todo. Todo es configurable. Dejamos que los usuarios tomen las decisiones de funcionamiento a base de hacer una aplicación que permite una serie de caminos establecidos. Cuando teníamos que decidir si hacer A ó B, al final hacíamos las dos cosas y poníamos una opción de configuración. Por supuesto, eso implicaba poner también las explicaciones de qué era cada cosa. Y las repercusiones que tenía en cada proceso. Esto generó un sistema grande y complejo. Era difícil de mantener por nuestra parte y de manejar por parte de los usuarios.

Creo que ya entiendes por dónde voy. Rápidamente nos dimos cuenta de la situación y dijimos que, cuando hiciésemos una versión nueva, lo haríamos todo distinto. Con los años pasó también la curva de amortización. Y con las nuevas tecnologías en la nube y de desarrollo serverless vimos el cielo abierto. Era el momento de crear. A finales de 2016 empezamos a dar forma al proyecto a nivel de análisis y el 9 de enero de 2017 se puso la primera piedra de Clinni. Aunque aún no tenía nombre. Desde 2011 teníamos registrado el dominio “fisiocloud.com” (o eso creíamos, algún lumbreras había registrado “fisiocluod.com”, pero un año más tarde, o dos, al renovarlo, nos dimos cuenta). Pero esta nueva aplicación no podía ser sólo para fisioterapeutas. Hoy día los fisios colaboran con los psicólogos, éstos con los logopedas, también los médicos, dentistas, etc. Un buen software de gestión cloud tenía que permitir las sinergias entre disciplinas. Así que adiós a la exclusividad y hola a la colaboración.

Un buen software de gestión cloud es como un folio en blanco.

Muchas veces decimos en las reuniones de equipo que Clinni no puede ser policía de los usuarios. A los usuarios hay que dejarlos hacer, dejarlos inventar y dejarlos expresar su creatividad. Si hacemos un sistema que haga A, B y C, y siempre por ese orden, la vida es demasiado aburrida. A veces nos sorprende la manera de resolver situaciones de los usuarios de Clinni. Para eso hay que dejar que el sistema sea lo suficientemente abierto como para permitirlo; y lo suficientemente robusto e inteligente como para seguir funcionando bien.

Creemos que los procesos de Clinni son sencillos e intuitivos. Hemos intentado que se adapten a la realidad del día a día de una clínica en lugar de ser la clínica la que se adapte al sistema de gestión que decida utilizar.

Los formularios son abiertos y poco restrictivos: hay poquísimos campos obligatorios. Normalmente el nombre y poco más. Por ejemplo, en Clinni no se valida si el DNI del paciente es correcto o no. ¿Por qué? pues, sencillamente, porque no es importante. Porque no sirve para nada. Lo vital aquí es tratar al paciente, ¿no? Hay que darle cita, atenderlo, apuntar qué le pasa, darle un informe de evolución… Cuando llega el momento de facturarle, ya es otra cosa. La ley dice que el DNI es obligatorio y, ahora sí, en la factura se pide que se rellene. Pero si no es un DNI válido, Clinni tampoco se queja. ¿Por qué? Pues porque puede ser un DNI, un NIF, un NIE, un CIF… y no tiene sentido ninguno poner mil validaciones. Cada validación que se le pone a un campo es un posible error que se le puede presentar a un usuario. Son barreras de uso de la aplicación y, a no ser que sea imprescindible, la filosofía de Clinni es eliminar barreras.

Sácale el partido a Clinni con las plantillas.

En muchos puntos de Clinni hay áreas de texto. De hecho, hemos eliminado la estandarización de formularios para dar paso a, como decía antes, “folios en blanco”. Un área de texto es el equivalente al papel en blanco. Ahí cabe de todo. Si además tienes un patrón ya definido, guárdalo como plantilla. Lo tendrás siempre a tiro de un par de clics. Con esta flexibilidad, ¿para qué íbamos a desarrollar un sistema de tests diagnósticos si cada usuario puede crearse los suyos propios?

También puedes guardar las cabeceras de tus informes, los pies de página, los párrafos que más usas, las tablas que sueles rellenar a la hora de hacer los tests, etc. La filosofía Clinni es ser operativos, creativos, sencillos y prácticos.

Y, si dudamos, te preguntaremos a través de la comunidad. Aunque la verdad es que hemos intentado tomar el mayor número de decisiones por ti para que no te encuentres miles de opciones de configuración. O veinte maneras distintas de hacer lo mismo.

En definitiva, la mentalidad es dejarte hacer. Y será así mientras no nos digas lo contrario. ¿Dónde? Pues en la comunidad: https://community.clinni.com Cuéntanos qué necesitas.

Por | 2019-01-15T13:41:59+00:00 7 de noviembre de 2017|Categorías: Corporativo Clinni, Tutoriales|Etiquetas: , , , , |Sin comentarios

About the autor: